miércoles, 3 de abril de 2013

Arsenio Rodriguez y su Conjunto





Arsenio Rodriguez y su Conjunto


Su música llegó a los discos mucho antes de que él mismo fuese grabado como ejecutante. Músico natural, su talento le permitió reflejar en sus creaciones, como nadie, el fuerte caudal heredado por línea directa de sus ancestros congos. Ciego desde los siete años, de extracción muy humilde, a fuerza de perseverancia logró sobreponerse a un medio nada propicio para el desarrollo de las capas sociales más bajas. Por esta razón en Arsenio Rodríguez la genialidad se multiplica: le tocó vivir un tiempo en el que ser negro y pobre eran suficientes pecados como para ni siquiera intentarlo.
La mayor parte de su infancia y adolescencia transcurrió en la localidad habanera de Güines. Rodeado de cantos, rituales y toques congos, aprendió a dominar, además del tres, instrumentos rítmicos de igual importancia para la música popular cuba­na como el contrabajo, las maracas, las congas y el bongó.
Muy atento a su entorno musical y a través de la intensa búsqueda de una forma diferente de asumir lo negro, apremiado por la necesidad y una agobiante situación económica, Arsenio se refugió en su música. Experimentó a fondo con su instrumento hasta obtener una forma nueva de conectar sus raíces africanas con el montuno cubano. En el toque de su tres, ambas corrientes se funden en una ruta armónica que identificará, a lo largo de su existencia, el sentido primordial de su música.
La interacción en los escenarios cubanos de las grandes orquestas al estilo jazz band's -importadas del Norte- y los primitivos sextetos de sanes provocó los primeros cambios en la formación instrumental de estos últimos. ¿Fue realmente Arsenio Rodríguez el primero en incorporar el piano, o utilizar dos o tres trompetas? Su legado en la evolución del son cubano es tan grande y perdurable que toda polémica resulta estéril. Su importancia radica en la manera en que, en su tiempo, asumió los cambios lógicos del formato sonero como parte de un proceso evolutivo que ya había comenzado a gestarse desde los primeros roces de las jazz band's con los sextetos y septetos de sanes en los escenarios.
Arsenio definió un estilo original, diferente y auténtico de hacer el son. El son negro que promueve desde los atriles de su conjun­to, alcanza una dimensión armónica más duradera, sin edulcoraciones, sin violentar su esencia. Su herencia más honda es la forma que como músico y compositor, espontáneamente, fue capaz de sintetizar ese proceso, trascendiendo su propio tiempo.
La discografia de mayor calibre del conjunto de Arsenio Rodrlguez corresponde a sus grabaciones en Cuba durante la década del cuarenta para la RCA Victor. Es la etapa más novedosa del sonido de su conjunto donde sobresale la búsqueda armónica en la combinación del tres, el piano y la sección de metales. Sin embargo no hay que echar a un lado sus grabaciones de los cincuenta, ya radicado en NewYork. La presencia de su tres amplificado no alteró en lo absoluto la raíz sonera de su conjunto, hecho éste que le permitió sobresalir e influenciar, en gran medida, a un amplio sector de los músicos latinos radicados en la gran ciudad. Siempre innovador, en diferentes etapas, asumió elementos del mambo, el cha cha chá, e incluso el jazz. manteniendo siempre su estilo característico. En pleno New York impuso su cubanísimo"son capetíllo".



01. Los Sitios Asere
02. Pueblo Nuevo Se Pasó
03. Dundumbanza
04. Acerca El Oído
05. Amores De Verano
06. Pobre Mi Cuba
07. Deuda
08. No Me Llores Más
09. El Tabernero
10. No Toque El Guao
11. Préstame El Cubo
12. No Puedo Comer Vista Gacha
13. La Vida Es Un Sueño
14. Lo Que Dice Usted
15. Me Boté De Guaño
16. Tumba Palo Cocuyé
17. Aporrúñame Mujer
18. Tintorera Ya Llegó
19. Ay Fuego En El 23
20. Buenavista En Guaguancó
21. Bésame Aquí
22. La Fonda De Bienvenido
23. Mami Me Gustó

2 comentarios:

  1. Por favor amigos del blog, el link de este álbum está caído, por favor si lo pueden reponer, mil gracias.

    ResponderEliminar